Mi historia (Segunda parte)

Lo siento, de corazón lo siento, te quería dejar con la intriga de lo que pasaba una semanita, pero no contaba con la cantidad de cambios que estaban llegando a mi vida y esa semanita desde que escribí la primera parte de la historia se convirtió en casi 2 meses, lo siento. Aquí apelo a mi humanidad y falta de control del universo, por supuesto.


Así terminaba la primera parte de mi historia “En febrero de 2018 hubo un evento que me hizo tocar fondo y ya sabes que lo bueno de tocar fondo es que te puedes empujar más fuerte para arriba… “


Bien dramática, así como me gusta a mí, sintiendo en total profundidad.


Ese febrero se convertiría en el camino de partida, ya te he dicho en otras ocasiones que soy una mujer que adora empezar actividades, cursos, planes, etc. Esta vez era diferente, por mucho que amara los inicios y los cambios, ir directamente (después de tocar fondo por una depresión) a indagar en mi interior no sería un camino de rosas, el miedo, mejor dicho, el terror se apoderaba de mí, todo el tiempo pensaba que volvería a caer en lo mismo de aquel día, que podría llegar a sentirme tan mal que por cualquier razón absurda solo pensara en hacerme daño, daño real y definitivo.


Pero no fue así, nunca he vuelto a tener las sensaciones de ese febrero de 2018 y sinceramente, no voy a volver a tenerlas. No te lo digo desde el ego de quien cree que puede controlar el mundo, te lo digo desde el corazón porque ahora comprendo la responsabilidad y el poder que tengo sobre mis emociones. Ya suena fácil, sencillo y sin mucha trama, pero han pasado 2 años y medio desde entonces, un tiempo en el que no he dejado de trabajar ni un solo día en construir la realidad actual de mi vida, este mundo mío y pleno. Voy a detallarte más lo que paso durante este tiempo:

A partir del día en el que sentí tocar fondo empecé a ir recogiendo poco a poco cada una de las partes de mí que sentía disueltas en la nada, empecé a escribir, a veces lo hacia una por vez por semana, por mes o todos los días, pero sin duda la escritura fue mi aliada, me desahogaba en los textos y también me programaba (sin saberlo) a lo que quería en mi vida.


El 5 de marzo de 2018 escribí en mi diario el titulo “New Life” y me propuse a estudiarme. Los primeros recursos que utilice fueron los de María José Flaqué en Mujer holística, estudie y realice todo lo que la plataforma tenia gratuito, fue increíble, todos los días, audios, vídeos, textos, me obsesioné con Mujer Holística y veía todo como una oportunidad, ya te he dicho también que soy intensa, pues empecé a aplicar todo lo que ella decía, todo, excepto el hábito de la meditación, “no era capaz” no me sentía tranquila, lo hacia una vez a la semana y sentía que no me ayudaba, aún no había comprendido.


Escribía una y otra vez mis objetivos, trabajaba muy desde la mente, no integraba ese conocimiento a las demás áreas de mi vida, pero ya estaba surgiendo efecto. Lo primero que supe era que no quería trabajar para nadie, amaba la libertad de elegir mis horarios (porque trabajé haciendo domicilios en bicicleta y podía decidir cuando trabajar y cuando no) amaba escribir y amaba ser estudiante de nuevo, aprender la nueva lengua y proyectarme para hacer mi master en arquitectura.


Volví a empezar el estudio de los chakras a mayor profundidad, aun no al nivel que lo hago hoy, pero sabía que algo vendría por ese lado a mi vida. (Es importante que sepas en este momento que: mi búsqueda hacia el interior no empezó en este momento que te describo, toda mi vida he investigado un poco, conocía los temas, sabía de chakras, de energía, de autoconocimiento, de meditación, de programación neurolingüística, de psicología, etc. pero no aplicaba nada, a la hora de hacer los ejercicios siempre decía “que bobada” y los dejaba, a la hora de meditar a diario decía “que pereza” y lo dejaba), lo que paso este 2018 fue que me metí de lleno a ello, es decir, saque todo lo Intensa que puedo ser y puse absolutamente toda mi energía allí, de hecho, mi matrimonio vivió momentos muy difíciles porque yo no podía hacer nada mas que ver hacia adentro, lo necesitaba y agradezco profundamente a mi esposo por la paciencia, porque si el hubiera esperado mas de mí, no habríamos llegado lejos, todo siempre perfecto.


Continuemos, seguí con el tema de emprender y efectivamente empecé con muchas ideas, quería organizar bodas, vender regalos personalizados, hacer sorpresas, todo lo que tuviera involucradas 2 cosas, la creatividad y la sensación de amor en la entrega. La cosa no salió y yo abandoné, seguí indagando e indagando hasta febrero de 2019 que mi mejor amiga me invito a realizar un reto de meditación de 21 días, llevaba 1 año intentándolo, pero no podía ser constante, este reto me hizo creer que si podría, que seguiría meditando diario, pero yo seguía siendo tan exigente conmigo que por cada vez que faltaba a mi practica dejaba de hacerlo 1 semana porque “no lo había logrado”, seguía sin comprender.


El 2019 fue un año hermoso, me enamore de la carrera que estaba haciendo, casi por error, la psicología, lloraba en cada clase donde me identificaba con miles de características de los pacientes que mis profesores describían, me estaba comprendiendo a otro nivel y también empezó mi búsqueda para sanar mi ego, quería hacer terapia, ya estábamos mejor económicamente (llegar a vivir en Euros con ahorros en pesos colombianos no fue sencillo), ya estables fue más fácil empezar a invertir en mí.

En octubre de 2019 empecé la certificación de maestra de meditación, un viaje que transformo mi perspectiva de vida totalmente y al tiempo encontré un grupo maravilloso de amigas, empezamos como un “mastermind” pero en realidad todo se convirtió en algo más que unas reuniones quincenales, ellas fueron, son y estoy segura de que serán un soporte y apoyo increíble para Shen Universe y Sara Alarcon.


Durante ese proceso de realizar la certificación, definir mi negocio, cumplir 30 años y decidir que no quería seguir siendo Arquitecta como lo había sido hasta ahora, llego el caos de nuevo.


En diciembre de 2019 me dio un ataque de pánico, el primero y único de mi vida, mientras hablaba con mi otra mejor amiga por WhatsApp, comprendía y sentía lo que me estaba pasando, todo se aclaró. Me encerré en un baño y llore hasta que ya no tenia mas lágrimas, otro angelito que la vida me mando me acompaño a hacer el cierre en ese momento, entonces supe, entendí todo.

Quería seguir siendo arquitecta toda mi vida, pero quería hacerlo de otra manera.


Quiero contribuir a que podamos vivir en un mundo lleno de seres que vivan felices, seres conectados con el amor, con la madre tierra, con la energía divina, seres que disfruten la vida en total plenitud, con placer con luz propia, soy ahora ARQUITECTA DEL SER, este es mi sueño hecho realidad y aunque Shen Universe lleva solo unos meses desde su nacimiento, el proceso de gestación no fue de 9 meses, fue literalmente de 30 años.

Gracias por leerme, gracias por subir y bajar conmigo en esta historia, gracias por SER y gracias por hacer parte de Shen Universe.

Mientras escribía pasaron muchos recuerdos en mi mente y te puedo decir que esto fue una pincelada realmente superficial de todo lo que he vivido y sé perfectamente que así lo es para ti.

Eres muy valiente, si estas aquí es porque de una u otra manera también estas en tu proceso y te prometo que si no estas en el mejor momento, lo estas construyendo y lo que viene vale tanto la pena que no te lo podría describir, siempre se quedara corto.

Te abrazo en la distancia,

Mi promesa es escribir mas seguido,


Beso,

Sara Alarcón


  • Instagram
  • Pinterest
  • YouTube
  • Facebook icono social

©2020 Shen Universe por Sara Alarcón